Rendimiento Deportivo / Peak Performance

Alto rendimiento.  Un cerebro optimizado tendrá la capacidad de responder de una manera apropiada a cualquier situación que se nos presente. Cuando llegamos a un nivel de homeostasis realizamos mejor las tareas cotidianas, nos sentimos mejor y tendemos a sobresalir en todas las áreas de la vida en las que participamos.

El funcionamiento óptimo es una meta para todos nosotros. Podemos ver esto fácilmente en los deportes, donde es evidente la capacidad de sobresalir cuando nuestro cerebro está equilibrado. Una persona con un cerebro equilibrado tiene una sincronización más precisa, una mayor fuerza y una agilidad mejorada -algo que puede ser demostrado por cualquier persona en el campo de golf o si una persona es bateador en un juego de béisbol, un quarterback en un campo de fútbol americano, un jugador de futbol o un árbitro que tiene que atender múltiples actividades, un tirador o un jugador defensivo en un torneo de baloncesto, un nadador en una competencia o un bailarín en un concurso; un cerebro equilibrado puede hacer la diferencia ayudándoles a obtener esa ventaja de una fracción de segundo. La diferencia entre ganadores y perdedores en la mayoría de los deportes olímpicos ha sido menos de un segundo.

Traumatismos.  “Brain State Technologies (Scottsdale, Arizona) se complace en anunciar el éxito en la prestación de reducción significativa de síntomas de persistentes síntomas post-concusión (PPCS) como resultado del uso de su tecnología, de acuerdo con sus últimos resultados de investigación. También hubo mejoras duraderas en el tiempo de reacción, que se muestra que se ralentiza después de la concusión (traumatismo craneoencefálico leve), y mejoras en la variabilidad de sus ritmos cardíacos, lo que sugiere una mayor capacidad para el corazón para hacer cambios rápidos y adaptativos en su función de bombeo. En la Conferencia Inaugural de Concusión de Deportes en 2014, el equipo de investigación Wake Forest-Brain State presentó datos de doce atletas jóvenes con PPCS, que tuvieron una reducción significativa en los síntomas de concusión después de completar una serie de sesiones. Diez de esos atletas fueron capaces de volver a la plena participación en sus deportes de competición, como resultado.

La conmoción cerebral puede resultar en síntomas debilitantes incluyendo dolor de cabeza, trastornos del sueño, náuseas, dificultades cognitivas y depresión. Mientras que la mayoría de los atletas se recuperan en pocos días, aproximadamente el diez por ciento continúa con síntomas que duran más. No sólo estos tipos de lesiones y sus síntomas relacionados potencialmente terminan carrera profesional para los atletas profesionales, pueden ser lo suficientemente graves como para afectar sus vidas personales también. La preocupación por los síntomas y los efectos potenciales a largo plazo de la conmoción atlética ha aumentado en los últimos años, con el reconocimiento de la encefalopatía traumática crónica (CTE) en atletas expuestos a repetidos impactos de cabeza, incluyendo jugadores de la NFL. Pocos estudios científicos sugieren que las opciones de tratamiento actuales son eficaces para ayudar a los atletas con síntomas persistentes después de la concusión (PPCS). Basado en el éxito de la tecnología HIRREM en PPCS, tendría sentido expandir su disponibilidad a más atletas que se beneficiarían del alivio de síntomas de PPCS; proporcionando el potencial para continuar exitosamente con sus carreras.

En otros estudios clínicos, se ha producido un mayor equilibrio en la actividad eléctrica del cerebro, lo que resulta en un mejor sueño, reducción de los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT), lesión cerebral traumática (TBI) y otros beneficios”.

(Ver información completa en: https://brainwaveoptimization.com/blog/promising-new-results-for-athletes-with-persistent-post-concussion-symptoms-ppcs-using-brainwave-optimization)

Los comentarios están cerrados.